IPA DE #CERVEZANÍA: DESDE INDIA CON AMOR

IPA DE #CERVEZANÍA: DESDE INDIA CON AMOR

Si existe una bebida global, esa es la cerveza. Allá donde haya establecida una mínima población humana, seguramente habrá algún tipo de cerveza artesanal que probar.

Desde su invención en la Mesopotamia prehistórica, la receta de la cerveza ha viajado con cada una de las culturas que habitan el planeta, transformándose según las circunstancias: existen cientos de modalidades en todo el mundo, dependiendo del clima y las materias primas disponibles en el lugar. Cada una de esas variedades puede contarnos algo de la gente que la bebe o el lugar donde se elabora, pero hoy queremos fijarnos en una receta nacida en el tránsito entre dos mundos.

Si estás aterrizando en el cosmos de la cerveza artesanal, seguramente te hayan llamado la atención unas siglas enigmáticas: IPA. ¿Qué quieren decir estas tres letras? ¿Por qué a menudo están ilustradas con un elefante o algún elemento oriental? IPA no es más que el acrónimo de India Pale Ale, una cerveza cuyo nacimiento está ligado a la expansión del Imperio Británico en Asia -de ahí su toque exótico-.

A mediados del siglo XVII las potencias europeas estaban acabando de dibujar el mapamundi a base de exploraciones marítimas que estableciesen contactos comerciales con países que permanecían en el limbo mitológico. La lejana India, el paraíso oriental del que provenían las especias, fue desde la Edad Media el destino de cientos de expediciones, que no dudaron en bordear tres continentes y navegar tres océanos para hacerse con la canela, la albahaca, el clavo o el comino, que pondrían algo de sabor en la hasta entonces insípida gastronomía europea.

Finalmente, en 1757 los ingleses se hicieron con el control total del subcontinente indio. Para dominar una extensión tan inmensa se necesitó un ejército gigantesco, y ya sabemos que cada inglés es un bebedor nato de cerveza. La primera decepción del futuro Raj británico fue que las amadas cervezas porter y pale ale que los  soldados bebían en su tierra natal llegaban agrias y estropeadas a las latitudes coloniales -no olvidemos que queriendo acortar camino Colón acabó por descubrir América -. Los cambios de temperatura, los largos meses de navegación… echaban a perder la cerveza, en una época en la que no se conocían ni la pasteurización ni por supuesto podía refrigerarse nada a gran escala.  

Al borde de la desesperación, los cerveceros ingleses no sabían cómo abastecer un mercado tan distante como goloso. Tuvieron que pasar 30 años para que el cervecero londinense George Hodgson ideara una solución sencilla y deliciosa: aumentar el porcentaje de alcohol y lúpulo en la receta pale ale. El alcohol es un conservante natural, mientras que el lúpulo evita la acidez. Como resultado surge una cerveza cuya base es la pale ale de siempre, a la que los británicos estaban acostumbrados, pero con un toque  extra de amargor y una mayor graduación alcohólica que avivaba su carácter, además de llegar en perfecto estado a la remota colonia. La receta se popularizó de tal modo que en Inglaterra todos hablaban de la India Pale Ale, cuyas siglas, IPA, definen una cerveza fresca, ligera, espumosa, de color ambarino y sabor afrutado, con aroma y amargor. Así, la IPA que todos disfrutamos hoy debe su personalidad al esfuerzo por conservarla en tan largo viaje.

Un viaje que queremos llevar hasta tu casa, porque en #Cervezanía hemos lanzado nuestra propia receta de cerveza IPA, especialmente diseñada para los amantes de las birras rotundas y bien elaboradas. Con nuestro nuevo kit #Cervezanía IPA tendrás todo lo necesario para hacer 5 litros de cerveza en casa, guiándote en el proceso con consejos de elaboración, además de ofrecerte cursos y catas periódicos para que te conviertas en un maestro cervecero de la mano de nuestros expertos. Ya sabes que con los kits de #Cervezanía hacer cerveza en casa es y será siempre fácil y divertido.

Dejar una respuesta

* Nombre:
* E-mail: (No se publicara)
   Web: (Incluir http://)
* Comentario:
Captcha